LA REVISTA DE REPRODUCCI√ďN ANIMAL

Noticias

Von Franken Banner 1

Homenaje a Mario Sirvén

Fecha 27/07/2021

El 24 de julio pasado falleció el Dr. Mario Sirvén. Un excelente profesional capaz de comunicar su saber de una manera magistral, única. Mario tenía ese don, que le permitía hacer fácil y entretenido hasta los conceptos más complejos y áridos. Por eso tenía esa llegada con todos. Un ser entrañable, cálido y amiguero.

Lo conocí una fría mañana del invierno de 1986, cuando en las instalaciones de 'La Martona' en Vicente Casares, sobre la vieja 205, se presentó como instructor de mi primer curso de inseminación. Mario me enseñó a inseminar y por sobre todas las cosas, con su ejemplo, a comprender la importancia de transmitir conocimientos con pasión. También me dio lugar en la docencia, al sumarme a su equipo en las Facultad de Agrarias de la UCA y en el ISEA. A Mario le debo mucho y le agradezco el haberme distinguido con su amistad.

La enorme tristeza de su partida se mezcla con la alegría de haber podido despedirnos. Una semana antes fue capaz de reunir a uno de sus grupos de amigos y permitirnos disfrutar de un hermoso día juntos en 'La Morada', su hogar.

Vaya este homenaje y mi acompañamiento a su familia en estos momentos de tanto dolor.

Hasta siempre querido Mario.

                                                                                         Sergio Marcantonio

 

A continuación transcribimos dos cartas que escribieran Daniel Valerio y Diego Laphitzondo.

Conocí a Mario en 1980, cuando entré a trabajar en la cátedra de Producción de Leche de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA. Es difícil acordarme si conocí primero a él o a Armando 'El Gallego' López ya que eran inseparables. No pasó mucho tiempo y me honraron con ofrecerme asociarnos para armar Extensión, con el objetivo de dedicarnos al asesoramiento de establecimientos agropecuarios y desde dónde comenzamos a organizar cursos de capacitación. Entre los tres compramos la que fue nuestra primera PC, la compartíamos y luchábamos con El Gallego para que se arrime a ese aparato y dejara el papel.

Coincido con lo que muchos amigos de ambos comentaron sobre el gran abrazo que se habrán dado estos dos tipos cuando hace muy pocos días se reencontraron. Aseguraría que deben haberlos mandado a una nubecita aparte, por el olor a bosta de sus botas y porque se la deben pasar hablando sólo de vacas. No sé si lo merezco, pero en esa nube quiero estar.

                                                                                         Daniel Valerio

Hace 40 años, el 22 de diciembre de 1980, al terminar de rendir la última materia de mi carrera, el profesor que tomó el examen se puso de pie, extendió su mano y me dijo: felicitaciones doctor. Una gran satisfacción coronada con ese gesto que significó un halago impensado. Demostraba una actitud amigable, afectuosa, no común en ese ámbito, que reflejaba una personalidad especial que no sólo contemplaba lo técnico sino también lo humano. Nunca lo vi por los siguientes veinticinco años hasta que la vida hizo que nos reencontremos en forma fortuita. Los siguientes años hasta hoy, nos tratamos con la regularidad suficiente como para conocerlo, valorarlo y considerarlo uno de mis amigos. Agradezco enormemente que ello haya ocurrido y que esta parte del camino la pueda transitar con su presencia. Se trata de un maestro de veterinarios llamado Mario Sirvén. Gracias doctor, se lo agradezco de corazón.

                                                                                         Diego Laphitzondo

 

otras notas de Noticias

Anunciantes

anuncia en revista taurus

Sé parte de nuestra Página Web y Revista Digital siendo uno de nuestros anunciantes.